Primera parte terminología sobre el estrés y las reacciones emocionales

Adaptación

La adaptación alude a la acomodación a las nuevas condiciones del entorno y a una mejora en la relación entre las personas y sus circunstancias alteradas.

Gran parte del proceso de respuesta de las personas afectadas por cualquier situación crítica requerirá cierta transformación antes de que sean plenamente capaces de recuperarse y volver a su nivel previo de funcionamiento.

La adaptación también puede implicar el cambio de algunas de sus convicciones previas.

Afrontar la situación

Afrontar o enfrentar la situación se refiere a cualquier conducta que tiene una persona con el fin de adaptarse a los desafíos y demandas del entorno.

No todas las acciones para enfrentar una situación son positivas; sin embargo, en general, las personas afrontan bien el estrés, ya sea reduciendo su carga de estrés o aumentando su capacidad para afrontarlo.

Afrontar una situación centrándose en las emociones

Enfrentar situaciones centrándose en las emociones es una técnica orientada hacia el interior de una persona, a fin de fortalecer su respuesta emocional al factor estresante. Seguidamente, se dan ejemplos de formas de enfrentar una situación centrándose en las emociones:

  • Estar atento a los signos corporales (por ejemplo: escuchar las señales que envía el propio cuerpo en cuanto a la respiración, tensión muscular, agotamiento).
  • Darse permiso para sentir algunas emociones (por ejemplo, es normal sentir náuseas).
  • Juzgarse positivamente y darse aliento (por ejemplo, estoy actuando muy bien, puedo hacerlo).
  • Restarle gravedad a la experiencia (por ejemplo, podría haber sido peor).
  • Redefinir la experiencia (por ejemplo, considerar el evento como una oportunidad para desarrollar o utilizar nuevas habilidades, a partir de aquí voy hacer estos cambios…).

Afrontar una situación centrándose en los problemas

Son técnicas para afrontar una situación orientadas hacia el exterior, a fin de cambiar el entorno. Seguidamente, se dan ejemplos centrándose en los problemas:

  • Actividades de recuperación destinadas a buscar recursos, para reemplazar lo que han perdido las personas afectadas.
  • Eliminación de riesgos, por ejemplo, efectuando operaciones de limpieza después de un desastre.
  • Organizar las tareas a realizar, priorizando algunas de ellas, sobre todo cuando uno se siente agobiado por la multitud de actividades.
  • Aprender a decir no ante determinadas demandas.

Ansiedad

La ansiedad es un estado de agitación interna y de inquietud; una forma de miedo difusa. Aunque siempre gira alrededor de acontecimientos futuros desagradables, puede que no tenga una causa específica.

La ansiedad puede manifestarse como intranquilidad (agitación) o como la incapacidad de actuar (indecisión). Si no se calma, puede volverse paralizante, dado que puede impedir que las personas realicen los actos rutinarios de todos los días. La ansiedad crónica también es muy nociva para el organismo, dado el desgaste que origina, y puede provocar síntomas de enfermedad física.

Un comentario en “Primera parte terminología sobre el estrés y las reacciones emocionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: