Crioterapia

¿De cuántas sesiones hablamos en un tratamiento normal?

Lo ideal es realizar diez sesiones seguidas, luego esperar un período de un mes o mes y medio y volver a tomar las diez sesiones. Si el tratamiento fuera constante, el metabolismo se acostumbraría y perdería su efecto final.

¿Qué beneficios reporta?

La crioterapia desprende una mezcla de nitrógeno helado y aires vaporizados, cuyo enfriamiento de corta duración ayuda a mejorar los procesos metabólicos. Una vez que el cuerpo detecta el descenso de temperatura, envía más suministros de sangre a las zonas dañadas, aumentando la circulación y acelerando la curación.

En un triatlón, por ejemplo, debido a la densidad de la sangre que se genera después del ejercicio, los beneficios se manifiestan en la nutrición de la musculatura, aceleración de la síntesis de glóbulos rojos y rápido drenaje de toxinas, entre ellas el hematocrito y el lactato. La musculatura se endurece mucho más, por lo que gracias a la crioterapia, las microrroturas que se puedan ocasionar debido al gran esfuerzo físico que se desarrolla durante el ejercicio, quedan reducidas al máximo.

La crioterapia ya se posiciona como un recuperador natural del atleta.

¿Cuándo hay qué hacerlo? ¿Antes, después de entrenar o da lo mismo?

La crioterapia funciona antes y después.

  • ANTES: Funciona como preparador muscular, potenciando el sistema músculo-esquelético para prevenir posibles lesiones y nutrir al máximo la musculatura.
  • DESPUÉS: Sirve como reparador muscular, con los beneficios antes citados.

¿Cuánto le cuesta al usuario final?

Las diez sesiones, oscilan de 500 € a 600 €.

¿Puede cualquier persona someterse al tratamiento?

Cualquier persona que goce de una salud normal puede probar la crioterapia. Existen algunos casos de posibles usuarios con condicionantes graves como aquellos que:

  • Tienen descompensación de enfermedades crónicas cardiovasculares.
  • Han sufrido infarto miocardio agudo y el período de rehabilitación después de infarto.
  • Apoplejía y derrames cerebrales.
  • Hipertensión esencial.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Arritmias y trastornos de conducción.
  • Fiebre.
  • Tuberculosis pulmonar en forma activa.
  • Tumores malignos.
  • Diátesis hemorrágica.
  • Neurosis histérica.
  • Intolerancia individual al frío.
  • Embarazo.
  • Niños de menos de diez años.

 

 

 

 

 

Un comentario en “Crioterapia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: