Afrontar el estrés

Si bien las reacciones ante el estrés reseñadas más arriba son normales, también pueden interferir con la recuperación.

Mediante el apoyo a las personas afectadas por un evento crítico, podemos ayudarlas a reducir su estrés y contribuir eficazmente a su recuperación.

Enfrentar la situación es lo que las personas tratan de hacer para superar los efectos negativos de haber estado expuestas a eventos estresantes. Por lo tanto, enfrentar la situación es una manera de prevenir, evitar o manejar el estrés.

Los mecanismos para afrontar la situación pueden dividirse en tres grandes categorías:

  • Actuar sobre los factores que causan estrés: la persona se concentra en cambiar la situación antes de llegar al estrés, evitando con ello la situación amenazante.

  • Ver la situación desde otra perspectiva: la persona reconsidera la situación y concluye que no es lo suficientemente importante como para alterarse o que las cosas podrían haber sido peores.

  • Tolerar el factor que causa estrés hasta que pase o resulte menos perturbador: la persona se va adaptando al estrés sin sentirse abrumada por la situación, a través de la negación, la aceptación pasiva, el optimismo excesivo o, inclusive, el pensamiento mágico.

Hacer frente a la adversidad eficazmente requiere a menudo lograr un equilibrio entre cambiar las condiciones negativas, ya sea a través de la confrontación o de la evitación, y aceptar a aquellas cosas que nadie tiene el poder de cambiar.

Algunas maneras con las que la gente suele enfrentar un evento crítico son:

  • Buscar apoyo social, la ayuda de otros u ofrecer ayuda a otros.

  • Aplazar la situación crítica.

  • Hablar sobre la experiencia e intentar encontrar un sentido a lo sucedido.

  • Esconderse hasta que haya pasado el peligro.

  • Comenzar a reparar los daños que ha podido causar la situación o evento crítico.

  • Dedicarse a prácticas religiosas.

  • Establecer objetivos y elaborar planes para alcanzarlos.

  • Adoptar actitudes defensivas como la negación para reducir el impacto percibido.

  • Permanecer atemorizado y alerta con vistas a cualquier nuevo daño.

  • Meditar larga y sostenidamente sobre el evento para extraer enseñanzas de él.

     

En cierta medida, cada una de ellas constituye un intento, más o menos eficaz, de reducir la ansiedad generada por el estrés o de alterar la situación, a fin de que el estrés no perdure.

Un comentario en “Afrontar el estrés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: